QUIENES SOMOS

Desde el inició de las actividades de la UNEFM en 1979, ésta apoyó las labores de investigación, sobre todo aquellas vinculadas con los problemas del entorno. Esto ameritó la creación de grupos o unidades de investigación que acometieran proyectos y soluciones a los problemas de desarrollo del Estado Falcón.

Por la gran diversidad de ecosistemas presentes en la geografía regional y la existencia de una fuerte presión sobre los recursos naturales, debido a planes de desarrollo poco amigables con el ambiente, una de las ideas primordiales fue crear un Centro de Ecología, por ser una ciencia integradora, que estudiara tanto la dinámica de la biodiversidad en los diversos ambientes en el estado, como su relación con los factores abióticos y sus mecanismos de adaptación, así como definir el estado de conservación, que permitiera lograr soluciones a los problemas ambientales regionales. Su campo de acción se amplió con la inclusión de “ZONAS ÁRIDAS” debido a dos factores fundamentales:

1.      las zonas áridas conforman 2/3 partes de la región falconiana, 2.
2.      la escasez de recursos había desencadenado una depreciación masiva de los recursos naturales, provocándose un considerable deterioro del ambiente y un inminente proceso de creación de nuevos desiertos.

Esto también estuvo cercano al momento en que la Conferencia de las Naciones Unidas sobre la Desertificación (UNCCD, según las siglas en inglés) adoptó el Plan de Acción para Combatir la Desertificación (PACD) en 1977, y a las recomendaciones que se originaron de una asesoría realizada a través del gobierno de Israel  a la UNEFM. Miembros destacados de Institutos de Investigaciones de Zonas Áridas de Israel colaboraron en una misión de asesoría a la universidad, mediante la elaboración de planes de investigación ajustados a la realidad imperante, los cuales pudieran tener impacto en el desarrollo regional armónico.



Así que la idea inicial fue hacer énfasis en zonas áridas, no limitándose su accionar al estudio de otros ecosistemas, de allí que su nombre es “Centro de Investigaciones en Ecología y Zonas Áridas” y no, “…de Zonas Áridas”. Así que a partir de esta consulta (octubre de 1980) se estructuró oficialmente el Centro, con una organización administrativa compuesta inicialmente con 5 divisiones con sus respectivos laboratorios en las áreas de Ecología Vegetal, Ecología Animal, Recursos Hídricos, Energías No Convencionales y Contaminación.